Lobuloplastia

Lobuloplastia

Con el paso de los años, podemos observar diferentes cambios a nivel de los lóbulos de las orejas ya sea por factores internos o externos. La Lobulaplastia es el tratamiento de Cirugía Plástica que tiene como fin solucionar los problemas estéticos pertinentes a los lóbulos.

Algunos pacientes consultan por presentar pérdida de volumen en dicha zona, otros por elongación de los mismos resultando tener unos lóbulos de mayor tamaño del deseado y el tercer motivo de consulta es debido a que el agujero del pendiente se rasga parcial o totalmente. Sea cual sea el problema, le podemos dar solución mediante la Lobuloplastia.

Detalles del tratamiento

  • Duración intervención: 30m – 1h
  • Anestesia: Local
  • Hospitalización: No
  • Reposo: No
  • Actividad física: a partir de las dos semanas

1ª Visita y preoperatorio

La primera visita es, como en otros procedimientos, fundamental. En ella valoraremos tu caso y te explicaremos cuál es el tratamiento que necesitas para corregir el aspecto estético de los lóbulos.

Esta intervención es muy sencilla y poco invasiva y por ende solo utilizamos anestesia local. En la mayoría de los casos no será necesario realizar pruebas preoperatorias antes de la intervención, siempre y cuando el médico cirujano así lo crea necesario.

La intervención

Como ya hemos comentado anteriormente, este tratamiento requiere únicamente de anestesia local y suele realizarse en la misma consulta. La técnica utilizada dependerá del motivo que provoque la pérdida de estética del lóbulo:

  • Cuando los lóbulos han perdido volumen podemos restaurarlos mediante el uso de Ácido Hialurónico o de la grasa del propio paciente mediante Lipofilling. Este tratamiento no deja cicatriz.
  • Si queremos reducir su tamaño o corregir el agujero rasgado, tendremos que eliminar la piel sobrante de dicha zona. Habrá cicatriz, que esta suele pasar muy desapercibida (especialmente si utilizamos Urgotouch, tratamiento ideal para mejorar el resultado estético de las cicatrices).

Postoperatorio

Durante los días posteriores al tratamiento deberás evitar el ejercicio físico intenso si tienes cicatriz. Si solo se ha realizado relleno del lóbulo, no es necesario ningún tipo de reposo.

Podrás lavarte el pelo con toda normalidad y deberás llevar un pequeño apósito durante 24-48 h. Retiramos los puntos a los 5-7 días y si así se desea, podrás realizarte un nuevo piercing pasado un mes.

Posibles complicaciones

El relleno con Ácido Hialurónico se reabsorbe aproximadamente durante el primer año. Podría surgir algún morado y por lo tanto sería ideal evitar la exposición solar en la medida de lo posible siguiendo las instrucciones de su médico. La infección y cicatrización inestética puede aparecer, aunque es poco frecuente. Cuando el agujero se ha rasgado, hay que evitar el uso de pendientes pesados para reducir la recidiva.

¡Estamos en Barcelona!