Tipos de Ácido Hialurónico

Tipos de Ácido Hialurónico

El Ácido Hialurónico no es una única molécula invariante, sino el nombre que reciben toda una serie de macromoléculas cuya principal función es la de retener agua entre su estructura. Por tanto, existen diferentes tipos de Ácido Hialurónico y sus propiedades físicas varían.

En cosmética y en medicina estética trabajamos mucho con Ácidos Hialurónicos, seleccionando siempre cuál es el mejor según el uso deseado y su localización. A ti te hablamos de Ácido Hialurónico a secas, de pesos moleculares elevados, medios o bajos, de Ácido Hialurónico reticulado o no reticulado y no nos atrevemos a introducir más tecnicismos para no abrumarte. Por cierto, si los términos anteriores te han sorprendido, vamos a despejar tus dudas sobre los diferentes grandes tipos de Ácidos Hialurónicos.

En función del peso molecular

Cuando hablamos de cosmética o de mesoterapia, solemos clasificar los diferentes Ácidos Hialurónicos por su peso molecular, que es un indicativo de su tamaño.

A menor tamaño, más facilidad para difundir a través de la piel y más costosa es la materia prima. Los Ácidos Hialurónicos de elevado peso molecular retienen grandes cantidades de agua pero no pueden penetrar en la piel, por lo que se suelen reservar la humectación de las capas exteriores de la epidermis.

En cambio, en cuanto utilizamos una cánula o una microaguja para infiltraciones o Mesoterapia, nos evitamos el problema de la difusividad. Entonces debemos elegir entre qué nos interesa más, si aportar hidratación profunda o corregir arrugas ligeras, medias o profundas.

En algunas formulaciones cosméticas se utilizan los tres tipos de Ácido Hialurónico en función de su peso molecular para lograr una hidratación más profunda a cambio de ser constante con el tratamiento.

También nos planteamos si es mejor infiltrar el Ácido Hialurónico directamente o inyectar un gel que haga de anclaje a la vez que estimule la síntesis de ácido hialurónico y de colágeno de tu propia piel.

Diet Flash Largo

Por último, es posible que lo que desees sea aportar volumen a una zona del rostro, para corregir arrugas o no, en cuyo caso la capacidad de la molécula para retener agua no es lo que más nos importa, sino cómo es el comportamiento de este relleno biocompatible.

Ácido hialurónico reticulado y no reticulado

En relación con el tema de las infiltraciones de Ácido Hialurónico, necesitamos introducir otra clasificación. Existen Ácidos Hialurónicos no reticulados o de baja densidad, que no tienen tendencia a formar enlaces químicos entre sus moléculas, de manera que circulan libremente: se comportan más como un fluido. Se suelen emplear en el uso cosmético o en Mesoterapia, descartándose su uso para lograr efectos de relleno porque hay una opción mejor.

Cuando buscamos aportar volumen para corregir arrugas profundas o para resaltar unos labios, es más interesante utilizar el Ácido Hialurónico reticulado o de alta densidad porque permite que los efectos duren más tiempo porque es más rígido que el Ácido Hialurónico no reticulado, al margen de su peso molecular.

La principal función del Ácido Hialurónico de elevada densidad es la de aportar un volumen que, además, no tienda a sufrir deformaciones sino que vaya siendo absorbido por el organismo sin experimentar modificaciones en la forma con que el cirujano o el médico estético ha introducido el material, esculpiendo las facciones del paciente o rellenando justo un surco marcado. El Ácido Hialurónico reticulado permite, incluso, corregir zonas donde el rostro ha perdido grasa por el paso de la edad o a consecuencia de una Lipodistrofia (ausencia de tejido adiposo).

La zona del rostro también determina qué tipo de ácido hialurónico elegir

En el rostro hay zonas de piel de diferentes grosores, como es el caso de la fina piel del contorno de ojos. También hay regiones de la cara sometidas a una mayor gesticulación, en las que los rellenos con Ácido Hialurónico aportan un resultado muy natural y estético.

Por ello, y ahora no vamos a asustarte con tecnicismos, nuestro equipo selecciona qué tipo de Ácido Hialurónico es mejor dependiendo del efecto óptico a conseguir y de la zona del rostro a tratar. Recuerda que también puedes corregir arrugas en el escote y en el cuello con Ácido Hialurónico.

Y para terminar, te recordamos que la Toxina Botulínica (también conocida como Botox) es un tratamiento (que más que rellenar, lo que hace es relajar la zona) que puede combinarse junto al Ácido Hialurónico para obtener mejores resultados (esto a valoración del Cirujano Plástico, claro).

Si tienes cualquier duda, no dudes en pedirnos asesoramiento. Nos adaptamos a lo que tú deseas, comentándote todas las posibles opciones y partiendo de la premisa de que todos queremos un resultado natural, ¿verdad?

¿Quieres pedir una cita con un médico especialista?

Si te gustaría tener una cita con uno nuestros médicos especialistas para así poder asesorarte adecuadamente y de un modo más cercano, ahora es posible mediante este link. ¡Nos vemos!

Quiero pedir una cita

Dra. Nelly Cartró

Dra. Nelly Cartró

La Cirugía Plástica y Estética es mi pasión y también mi profesión. Consulta en Alella y Barcelona.

Dejar una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Puedes usar estas etiquetas y atributos HTML:

<a href="" title=""> <abbr title=""> <acronym title=""> <b> <blockquote cite=""> <cite> <code> <del datetime=""> <em> <i> <q cite=""> <s> <strike> <strong>