Tratamientos para Eliminar la Grasa Localizada sin Cirugía

Tratamientos para Combatir la Grasa Localizada sin Cirugía

¿Quieres deshacerte de la grasa localizada sin tener que recurrir a una intervención quirúrgica? La solución a tu problema pasa por leer este post: en él analizaremos cuáles son los tratamientos no invasivos más eficaces para remodelar tu silueta. ¡Toma nota!

La acumulación de grasa en ciertas partes del cuerpo (como las caderas y el abdomen) es un problema estético particularmente rebelde que acompleja a muchos hombres y mujeres. Por si fuera poco, suele traer consigo otros inconvenientes como la celulitis y los trastornos circulatorios.

A pesar de lo que comúnmente se cree, no existen remedios caseros para combatir la grasa localizada. La dieta sana y el ejercicio físico siempre son recomendables, pero no permiten esculpir áreas concretas del cuerpo.

Dentro de los tratamientos quirúrgicos empleados para eliminar la grasa localizada, la Liposucción es uno de los más habituales y efectivos. En ella se utiliza una cánula para absorber los adipocitos.

  • Esta técnica está contraindicada en ciertos casos (diabetes, sistema inmunitario debilitado, enfermedades coronarias, etc.).
  • Algunas personas sienten reparos frente a las intervenciones invasivas.

Es en tales casos cuando se recomienda recurrir a los tratamientos que eliminan la grasa localizada sin cirugía.

Así puedes acabar con la grasa localizada sin cirugía

La Radiofrecuencia Corporal y la Terapia Subdérmica se revelan como los mejores tratamientos no invasivos e indoloros para combatir la grasa localizada. Eso sí, aunque no son procedimientos quirúrgicos, obtendrás resultados más rápidos y satisfactorios si acudes a una clínica de cirugía estética, ya que esta trabaja siempre con equipos más potentes.

Radiofrecuencia Corporal

Radiofrecuencia Corporal

La Radiofrecuencia Corporal es un avanzado tratamiento estético que emplea ondas electromagnéticas de alta frecuencia (láser) para actuar sobre las diferentes capas de tejido graso subcutáneo. Ello provoca un incremento térmico controlado que favorece el drenaje linfático y la circulación sanguínea del área a tratar.

Diet Flash Largo

Uno de los puntos fuertes de la Radiofrecuencia Corporal es su versatilidad. No en vano, este tratamiento se asocia con numerosos beneficios tanto a nivel estético como de salud:

  • Reduce el volumen corporal de forma permanente.
  • Disminuye la celulitis.
  • Rejuvenece la piel, ya que tensa y mejora su textura.
  • Al aumentar la firmeza y elasticidad de la piel, permite reafirmar las zonas flácidas del cuerpo, eliminando así arrugas y estrías.

La Radiofrecuencia es compatible con todos los tipos de piel y puede aplicarse sobre cualquier parte del cuerpo. Los resultados se hacen evidentes tras las primeras sesiones (cuyo número dependerá del área a tratar). Se trata de una técnica especialmente indicada para eliminar el exceso de volumen en las áreas corporales más grandes (p.ej: cartucheras).

Este tratamiento se caracteriza por ser muy rápido y seguro. De hecho, los pacientes solo experimentan una confortable sensación de calor, hasta el punto de que pueden llegar a quedarse dormidos durante la sesión.

Terapia Subdérmica

La Terapia Subdérmica (también llamada Vacuumterapia o NIST) consiste en realizar un suave masaje aspirativo con dos rodillos microfenestrados para drenar el tejido graso de la zona a tratar. Además, permite estimular las fibras elásticas de la piel y la microcirculación sanguínea. El único efecto secundario que se ha descrito es el de una ligera hiperemia (enrojecimiento), la cual desaparece a los 30 minutos de realizado el tratamiento.

Al igual que sucede con la Radiofrecuencia Corporal, la Terapia Subdérmica es una técnica muy polifacética que permite tratar varios problemas estéticos. Asimismo, es un tratamiento apto para cualquier área del cuerpo y fototipo.

  • Al estimular la liberación de adipocitos, reduce el volumen de los acúmulos grasos localizados.
  • Mejora la textura e hidratación cutáneas porque activa las células productoras de colágeno (fibroblastos).
  • Alisa la «piel de naranja», eliminando la celulitis y las estrías al romper los tractos fibrosos que las causan.
  • Disminuye la retención de líquidos.
  • Incrementa la oxigenación de los tejidos.
  • Mejora la microcirculación sanguínea a nivel local.

Por lo general, la Terapia Subdérmica requiere de dos sesiones que se realizan con un intervalo de aproximadamente 10 semanas. Los beneficios que aporta este tratamiento son bastante duraderos, siendo recomendable realizar una sesión al mes para reforzarlos.

Ahora ya lo sabes: acabar con la grasa localizada sin cirugía es posible. En particular, la Radiofrecuencia Corporal y la Terapia Subdérmica son dos de los tratamientos no invasivos más eficaces. Pídenos una cita para que podamos asesorarte sobre cuál de estas técnicas es la más recomendable para ti.

¿Quieres pedir una cita con un médico especialista?

Si te gustaría tener una cita con uno nuestros médicos especialistas para así poder asesorarte adecuadamente y de un modo más cercano, ahora es posible mediante este link. ¡Nos vemos!

Quiero pedir una cita

Dra. Nelly Cartró

La Cirugía Plástica y Estética es mi pasión y también mi profesión. Consulta en Alella y Barcelona.

Dejar una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Puedes usar estas etiquetas y atributos HTML:

<a href="" title=""> <abbr title=""> <acronym title=""> <b> <blockquote cite=""> <cite> <code> <del datetime=""> <em> <i> <q cite=""> <s> <strike> <strong>